Pinturas Oníricas

Llora el alma cuando no escribo. No sé exactamente qué sucede siquiera son mías las palabras que dan comienzo a este post, son de una canción, como no. Sigue así: "aprieta pero no ahogues, hazme sentir tu castigo". Habla de las musas en concreto, "ven y haz lo que quieras conmigo". Me pregunto ¿Para quién escribo?

Así os lo espeto, es que quizá sea por eso, es que quizá sea por eso este silencio, un dia lo comentaba con JorJ: "escribimos para ellas". Podría ser, siempre he sido partidario de tener alguien a quién escribir, por ello nunca he creído en los diaríos, uno tendría en principio el objeto de que lo leyera uno mismo al tiempo, en su defecto que alguien por definir, digamoslo así, alguien improbable, los leyerá. Ambos supuestos me parecen absurdos, en primer lugar, cuando uno escribe, difícil es que le guste lo que escribió al tiempo, más bien al contrario. Por otra parte no se puede escribir a quien no existe, almenos no de forma correcta y deliciosa. Pero oh, me olvidaba del porqué de todo, uno se escribe en cualquier caso, para sí mismo. ¿Acaso no es así?


Esto es más o menos como lo que sucedió cierto día a M. en el cine, al terminar de ver los trailers de las películas venideras fue consciente de que no vería nada mejor en toda la noche, sabía lo que le eseraba, y así fué. Lo que me viene pasando, ya no a M., desde el útlimo post es esto, veo los trailers de mi vida y me gustan más, les tengo más ganas que a la película que me toca vivir dia a día y en algunos meses vista. Y eso es muy triste, sobretodo cuando uno ha pagado seis euros para ver la película. ¡Qué grande y caro es el cine! Y claro por supuesto así no se puede, supongo que en fondo lo que me sucede es lo que a mí personaje.


-¿De dónde vengo? ¿Hacia dónde voy? ¿Se sabe acaso dónde se va?

-Vos venís de allí, vais hacia allá.

-¡Ya recuerdo! Tengo boleto para el tren expreso.

-¡Diantres! ¡Todos se lo habían advertido! C., J., E., ¡todos y cada uno de ellos se lo advirió!

-Pues bien, ¿qué sucede?

-El tren ha partido.


Querida, te echaba de menos.

8 comentarios:

Marc Costa i Sitjà dijo...

Un poeta me ha dicho lo que sigue: cada cierto tiempo en nuestra vida parten trenes hacia el lugar de nuestros sueños, y solo el hecho de estar esperando esos trenes en el andén nos hace rugir de vida, ¿qué alma insensible no llora ante la soledad, ante la incertidumbre, ante el desasosiego de mirar a un futuro en el que no sabemos si encajaremos?.
Nuestras vidas son como veleros que navegan por un mar de dudas y soledades. Cierto día el capitan del velero cree percibir a lo lejos una suave luz, y piensa que puede ser un puerto. Así que decide engalanar su velero de esperanzas y así engalanado resulta un velero hermoso, que navega majestuosamente. Pero al llegar a la costa, resulta que esa luz no era más que un viejo espejo que reflejaba la luz de la luna. Sabes?, los poetas se conformarian con ese rayo de luna, pero creeme es mucho más sano, hacer girar el velero y proseguir otro camino sin rumbo, hasta que de nuevo allá a lo lejos se divise otra tenue luz y el capitán vuelva a adornar su barco con joyas verdes como la esperanza.

ricardo dijo...

Quería firmar como La Mujer De Tus Sueños, Estoy Buenísisma Y Te Recibo Completamente Depilada, pero con esto del google/blogger va a ser demasiado complicado... Sí quieres que alguien en concreto te lea, sólo hay una forma: decírselo.

¿Ahora vas a pasar a escribir los post a pares, pero en edición mensual, como si fuesen una especie de menstruación encefálica? Cada día está más caro esto de mantener un blog.

Marc Costa i Sitjà dijo...

Tienes suerte Ricardo de que lo trágico me ha abandonado. Te abrazo pero con cuidado xD

Marc Costa i Sitjà dijo...

Tienes suerte Ricardo de que lo trágico me ha abandonado. Te abrazo pero con cuidado xD

Marc Costa i Sitjà dijo...

Tienes suerte Ricardo de que lo trágico me ha abandonado. Te abrazo pero con cuidado xD

Marc Costa i Sitjà dijo...

Tienes suerte Ricardo de que lo trágico me ha abandonado. Te abrazo pero con cuidado xD

ricardo dijo...

Escribirse a uno mismo cinco de seis comentarios (y encima cuatro repetidos) luce mucho en la página principal, pero no deja de ser trampa...

Marc Costa i Sitjà dijo...

Deseo de todo corazón que algun dia encuentres un sitio en el que escriban lo que quieres leer.