La Ecuación Humana, dia último: Alborada

¡Sombras!, entonces es que hay luz, y la había. Venía de una ventana, y estaba una escalera, en espiral. Un hombre sentado al lado de la escalera. Dormía. Sentía un terrible dolor de cabeza, se incorporó como tantas otras. Reinaba un silencio total y de la luz que penetraba la estancia se podían ver suspendidas partículas de polvo, se acercó a la ventana. Miró a través de ella, no podía ver nada, sólo luz, no obstante una luz que no cegaba, era amarillenta, pero parecía provenir de todas partes cualesquiera que fueran las que estaban más allá de la ventana. no hiba a comprovarlo, en vez de ello, se dirigió hacia la escalera y la subió. Encontró una puerta y la atravesó.

Amanecía en el hospital, las ventanas de la habitación estaban entreabiertas. Su padre roncaba, con la cabeza colgando en una de las sillas, llegaron visitas, su padre despertó, no les conocía, gente joven.

Se encontró detrás de un cristal, muy ampio que daba a una calle, bañada de luz dorada, había gente paseando, puso sus manos encima del frío cristal. A su lada había un par de maniquís, vestidos de acuerdo a la temporada, miró hacia atrñas, la puerta había desaparecido. Empezaron a pasar personas conocidas delante de él, éstas se paraban, le miraban, comentaban y seguían. Pasaron por delante de él muchas personas que incluso había olvidado, otras que seguramente eran de su propia invenció, extraños por conocer, inconocidos, bellas del metro... De repente notó una mano fría en su espalda, "¿SABES A DÓNDE VAN TODOS?" la voz era grave y reberberaba, pero no en la sala, sinó en si misma. Él se asustó, pero el pequeño escaparate en el que se encontraba encerrado no daba lugar a tranquilizarse "¿Quién eres?". Sin duda no se trataba del hombre que había visto abajo al despertar.

Las visitas, múltiples, (parecían haberse puesto de acuerdo) se fueron todas, llegó su hermano, "Buenos días papá, venga, hora de desayunar". Se fueron.

"VAN A VERTE A TÍ", "¿A mí?", volvió a mirar hacia la calle, estaba desierta. "ASÍ ES, TODOS, VAN A VERTE", "Pero... ¿dónde?", una risa profunda, abismal, grave, se perpetró en su cabeza, la risa se recuperó "AL TEATRO DE TU VIDA POR SUPUESTO", "¿Quién eres?", se alejo de esa figura, se arrinconó contra el cristal. "VENGO DE FUERA POR ASÍ DECIRLO, NO HAS ESTADO HACIENDO MUCHO CASO A TUS VOCES, ASÍ QUE HA LLEGADO MI HORA", "respóndeme, ¡Quién eres!", "TRANQUILIZATE, PUEDO PARECER IMPONENTE EN UN PRINCIPIO, PERO CON EL TIEMPO ¡ME HE ACOSTUMBRADO A TRATAR CON LA GENTE! ME PRESENTO, SOY TU MUERTE, Y LA DE TODO EL MUNDO", "...¿la muerte?", "SI, BUENO, LO SERÍA SI TUVIERA SEXO, SI FUERA ALGUIEN, PERO NO LO SOY, Y COMO VES SOY COMO IMAGINABAS, ASÍ SOY PARA CADA UNO DE VOSOTROS LLEGADA LA HORA", "¿Quieres decir que ha llegado mi hora, que he muerto?", "O NO, PARA NADA, NO OLVIDES QUE TU Y YO SOMOS MÁS QUE NADA, DIGAMOS QUE SENCILLAMENTE VENGO A DECIRTE... MEMENTO MORI", el cristal del escaparate desapareció, muerte y él salieron a la calle. Efectivamente, al final de la calle había una glorieta y al final, un templo neogótico, del que colgaba un carel: "El teatro de la vida".

La habitación seguía vacía, un rayó de luz iluminaba la cama y todo restaba en silencio, sin embargo, latente, lenta y progresivamente un sonido empezó a escucharse en la sala.

La calle seguía vacía tan sólo las dos figuras, él y muerte, se dirigían al teatro, entraron por una puerta lateral, directamente llegaron tras las bambalinas. "VENGA SAL AL ESCENARIO, TRANQUILO EL TELÓN ESTÁ BAJADO". En el centro del escenario había dos sillas, se sentaron en ellas.

El sonido provenía de su cuerpo inherte, acompañaba su respiración, poco a poco se pudo distinguir: el mismo sonido que hacen aire y agua mezclados en un tubo cuando son soplados. Se abrió la puerta de la habitación, entraron su padre y su hermano, charlando tranquilamente, se habían acostumbrado a la situación. El padré mandó callar al hermano "¿oyes eso?", "No", "escucha bien", "¿Qué es eso?", "Es la agonía, el estertor de la muerte"
http://en.wikipedia.org/wiki/The_Human_Equation

2 comentarios:

choche dijo...

tio iba a leerlo pero me da mucha pereza son demasiadas letras jajaja asiq na simplemenete decirte que te echo mucho de menos, akien le digo yo aora que es jilipollas y esas cosas. mandame un mail con todas esas cosas que me tendras que contar sobre algo o algien que seguro que hay algo un abrazo wapo

ricardo dijo...

Menudo maricón...