Tomado a la ligera

Los días pasan, cada día me doy cuenta de que no te equivocabas, cuando te sentías incapaz de hacerme llegar esa carta que habías escrito con sangre, con lágrimas, o simplemente con la quintaesencia líquida de la añoranza. Yo no debería haberte escrito todo aquello. Las cosas escritas pierden el sentido facilmente, con el tiempo, dan pie a demasiadas interpretaciones que se nos escapan de las manos, dices algo y ni siquiera la memoria es capaz de registrarlo, hay palabras que aunque pesen, es necesario que se las lleve el viento; cualquier palabra, aunque sea ligera gana peso escrita, una cosa intangible que se la tiene que llevar el viento, un puslo, una onda, una excitación de partículas que debido a una particular electroquímica son. Escritas toman un valor másico: unos gramos de más en un folio, unas megas de más en una memoria.

Somos nosotros los que a día de hoy, estando en las situaciones en las que estamos, los que tenemos la respondabilidad de medir, y no equivocarnos, el peso de las palabras.

3 comentarios:

The Kanqueror dijo...

Watch this: I think you will be very amused.

http://www.youtube.com/watch?v=zBHE57gWsX0

Sirannon dijo...

Me gusta cómo casi siempre escribes las cosas que a mí se me atragantan en los dedos...

Qué tal andas, corazón? Hace tiempo que no te veo!

Marc Costa i Sitjà dijo...

@Sirannon, ay ay ay gracias! Muchas gracias... de todas formas este sábado me voy de la vieja París. Que sea lo que dios quiera!