Tal dia como ayer

"Hoy puede ser un gran día, planteatelo así aprovecharlo o que pase de largo depende en parte de tí, (...) hoy puede ser un gran día y mañana también"

De nuevo "yo me bajo en atocha", en Madrid, lo dicho, uno se levanta el viernes en Madrid y el domingo se acuesta de nuevo en Madrid, todo lo demás un bello sueño. Y bueno una parte muy interesante de este bello sueño han sido sendos viajes de avión. El de tal día como hoy, me he plantado antes de embarcar el primero de la cola, he entrado el primero al avión. A acer eso, el viernes aprendí; ¿han visto Jungla de Cristal, la Venganza? Cual John Mcclane tuve que correr media T-4 incluyendo saltos por escaleras mecánicas, guardias de seguridad, sudor un poco de lágrimas y eso sí, nada de sangre. Al menos hemos pasado una experiencia así y ahora se puede contar.

En resumidas cuentas y sin andar por la ramas que son muy frágiles, el viernes después de hacer el chek-in en "last minute", al lado de una italiana que se encontraba en la misma situación que yo, llego al embarque a la hora justa (así de "bien" diseñada está la T-4 que uno llega al embarque con él tiempo justo si ha chekeado en el último momento) al ver la cola y al no ser necesario el uso de uno de los "guardamalteas" me senté con mi Kundera y empecé, de modo despreocupado a leer. Al faltar 4 personas por embarcar, me digno a dirigirme al mostrador y gentilmente la azafata me pide "Documentación y tarjeta de embarque por favor" a lo que yo soy incapaz de encontrar el carné de identidad. Sudor frío y casi alguna lágrima. Me indica que tengo escasísimos minutos para enconrar el DNI y no perder el vuelo. A lo que corro, corro, corro, como nunca, y llego hasta el control de seguridad (0.5 km de distancia). Y bueno como es caprichoso el azar lo encuentro.... no sin antes dilar con un guardia civil incompetente que no tenía ninguna gana de ayudarme y de un trabajador de información que no supo encontrar mi DNI la primera vez y tuvo que asegurarle una señora de la limpieza que sí habían encontrado un DNI... Luego me hicieron un interrogatorio, por mi aspecto cambiado, y rellenar un papelote. Que grande la incompetencia. Luego corrí corrí como un insensato mucho más deprisa y enfurismadamente que antes, no entiendó como no me tumbó un policia. Y llegué el último al avión. Una vez sentado chorreando, me comunican lo siguiente:

El avión se retrasa 30 minutos.

1 comentario:

La U dijo...

Dios mio Marc, hay alguien más a quien le pasen las cosas que te pasan a tí???
Desde luego, a Gasol le faltará el "toque de los dioses" pero no porque lo hayas acaparado todo tú...