Profundamente Desconocido

Hacia lo.

Tengo una pesadilla recurrente. Y no es una cualquiera, está catalogada. Pesadilla recurrente catalogada: onironauta mandado al abismo. Dicen que no se obtuvo la fotografía de un cachalote hasta mitades de los años setenta, esto es: una década después de llegar a la luna. De la misma forma yo no descubriré el porqué de esta recurrencia en mi vida; a pesar de que no parezca obvio la conexión es íntima; encontraron una ballena con dientes. En mi pesadilla uno a uno, se me caen los dientes.

Me los arranco presionando con la lengua. Uno a uno se caen, sin ofrecer resistencia. Uno a uno los guardo en la palma de mi mano. Cito:

"Soñar que se les caen los dientes representa su temor de hacer el ridículo en la vida real. Le falta la seguridad necesaria para realizar una tarea específica y le preocupa que los demás se rían de usted."

Pero luego uno se levanta y todo está en su sitio. Juro que perder todos los dientes no sería un mal precio si de esta forma pudiera conseguir lo que tanto ansío: levantarme y ser una persona nueva, deconectando los problemas de ayer con los primeros compases de hoy. Abrir los ojos y descubrir que por fín he encontrado la forma.

De devolverme a mi mismo, de sonreírme en el espejo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Madre mía qué agobio, igual es que llevabas brakets cuando eras pequeño y has dejado de usar el aparato ese de por las noches?? xDD

Marc Costa i Sitjà dijo...

Jejeje, nada de eso. Nada de eso. Pero es un sueño que tengo des de hace muchísimos años, diría que des de que tengo dientes. Recuerdo que en mi segundo año de universidad, se me cayo la mitad de una muela; la tenía "operada" (me mataron el nervio) y el empaste se desengancho, de tal forma que si me lo volvía a poner, encajaba perfectamente, entonces hacía el vacío y se quedaba allí. Recuerdo que la primera vez que me lo "saqué" fue mascando chicle, después durante un mes o así hasta que fui al dentista, cuando me aburría me sacaba la parte de la muela con la lengua y me lo volvía a poner... también con la lengua, aún recuerdo el movimiento en mí boca, ahora noto la muela bien empastada xD. Pero lo de la pesadilla me viene de antes te lo aseguro Mr. Anónimo.

antiheroe dijo...

Yo he oído que el sueño de la caída de los dientes era por inseguridad sexual. Pero todas esas interpretaciones Freudianas tampoco le doy mucha importancia. Vete tu a saber que es lo que significa en la realidad. Saludos amigo

1/ Como símbolo fálico, y también de fertilidad, en la mujeres, los sueños de dientes (se pierdan o se encuentren) están relacionados con las fantasías inconscientes de sexualidad y de embarazo o fecundidad. 2/ En los sueños de hombre, también tienen un claro simbolismo fálico, por lo que soñar que se pierden dientes o la dentadura suele significar el miedo inconsciente a perder la potencia sexual.

http://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20080906093722AAtIJ63

Marc Costa i Sitjà dijo...

Gracias por tu comentario @antiheroe por que la verdad ahora que me acuerdo, muchas veces mientras tengo el sueño estoy desnudo en público, o sea que se me caen los dientes estando desnudo, eso aún refuerza más lo de la inseguridad.

Por otra parte... tal inseguridad es inexistente en mí, que quieres que te diga estoy de acuerdo, no creo que haya que buscarle otro significado más que la sensación vivida en el sueño.

Chicadeltren dijo...

Yo hace tiempo estuve interesada en esos temas Freudianos y sobre ese tema encontré esto:

"Soñar con dientes, sobre todo si éstos se caen, es una señal de nuestro inconsciente quiere avisarnos de que algo está causando en nosotros un conflicto, de que no estamos tan cómodos como solemos estarlo habitualmente ya que sentimos que no estamos haciendo las cosas bien y tememos quedar en evidencia."


Así que no se, siempre pensé que soñamos por algún motivo pero tampoco le doy, afortunadamente, demasiada importancia a mis sueños.

=)

Marc Costa i Sitjà dijo...

@Chicadeltren, ves tu aportación no-Freudiana me gusta más, de hecho podría explicar muchas cosas. Pero bueno hay tanto que puede explicar tanto, si quiero justificarme a través de un sueño, poco de mí queda. Por cierto: hoy he vuelto a soñarlo.

De nuevo.

Esta vez sin embargo el sueño era mucho más real, y en el sueño mismo pensaba "mierda, esto no es un sueño, es la realidad". Puedes imaginar qué es lo primero que he hecho al levantarme...