El Sincronismo del Mundo

Azar como encuentro accidental. Esta situación se considera azar porque los procesos que coinciden son independientes, no hay relación causal entre ellos, aunque cada uno pueda ser por su parte estrictamente determinista. Un ejemplo sería un eclipse que coincide con la entrada de un cometa en el sistema solar. Este tipo de azar es compatible con el Determinismo de un mundo mecanicista.

M. volvía el domingo de su habitual huída y llegaba a su habitación, al abrir la puerta de dónde habita, empieza a cantar, "Don't say good bye like we..." en ese momento abre la puerta de su habitación y su equipo de música responde: "... never meet again". Sonaba la
canción en la que él pensaba, justo la estrofa que el estaba recitando. Pero eso no es nada.

M. en su huída habitual del viernes (cuando corria por el parque), pensaba en L. (personaje que justo ahora aparece en nuestro relato), y pensar en L. nunca es demasiado bueno para M., por desgracia, justo en ese momento los auriculares chillaban "Will you reborn from the chaos on my mind where we are still bound together" y así fué, L. apareció justo delante de M., mientras él corria. A M. que estaba muy emocionado, le temblaron las piernas, se le detuvo el aliento y un poco más y le salta el corazón desbocado, sin embargo, continuó corriendo. Luego la vió en certeras ocasiones, sin embargo, la vida nos lleba hasta estos extremos: encuentros en tercera persona. Pero eso no es nada.

M. se maravilló el sábado por la noche; A veces la vida, es como
un sincronismo, como dice J., el mundo se sincroniza, segun Carl Jung, se sincroniza para poner en escena a dos vluntades o una voluntad y objeto común. Véase así para los dos párrafos anteriores, como ejemplos del funcionamento del sincronismo del mundo. Sin embargo el que sigue a mi parecer es mucho más interesante, y es que fué sin querer, es caprichoso el azar. El sincronismo del mundo empieza actuar bastantes días antes y M. lo comenta: "Sé que en breve sabre de una mujer que mi alma nombre", y sus amigos le preguntan: "¿Y quién es esa mujer M.?" M. responde que ni él lo sabe. Pero M. sí sabe que el sincronismo del mundo está actuando. Entonces llegan tres días propensos a salir, con múltiples opciones en cada uno de ellos. Una a una M. las rechaza, y se conduce, sin saberlo él mismo a una culminación de eventos del todo interesante. Sus amistades le ligan a comprometerse a salir de parranda el sábado por la noche, y por ellos se deja llevar. Se van a un sitio en el que poco a poco y por varios factores M. se irá sintiendo desplazado, además, M. se siente muy cansado y la acción culmina muy entrada la madrugada con el hecho de que M. decide abandonar el lugar y les dice a sus amigos que se marcha de allí. Con su soledad y melancólicamente anda por las calles madrileñas a altas horas de la madrugada, y en vez de ir directo dónde el habita, decide llamar a su compañero (del alma si cabe) A. A. es una de esas personas que actúan como "medium" de otras personas, de una forma miraculosa consigue hacer feliz a quien le rodean y nadie como él para dar clarividencia y recordarle a cada uno lo que es y lo que merece. A. se cite con M. en el Local A. M. se dirige a él pero no sabe exactamente dónde se encuentra, así que en una calle al lado del Local B, M. ve a dos chicas, B. y C., M. se siente inmediatamente atraído por B. y bueno como ya ha perdido toda la noche y se siente desgraciado, no tiene ningún problema en acercarse a esa bella inconocida y preguntarle por el Local A. Se presentan, se ríen, hablan, conversan, M., B. y C. y le indican que el Local A no es más que un cuchitril, que no vaya, que vaya al Local B, M. les da las gracias y va en busca del Local A, éste está cerrado así que M. vuelve dónde B. y C. y llama a A. le dice que está "con dos chicas muy bonitas" y que se reuna con el en frente del Local B. M. vuelve dónde las bellas y vuelve a hablar con ellas, muy animadamente, llega A. en un estado de evidente y avanzada embriagadez, y se apunta a la dicharachera conversación de M. con B. y C. , siguen conversando con mucha risa y sonrisa y B. intenta convencer a las bellas para que se unan con M. y A. a parrandear en el Local C, pero ellas se niegan pues desean tomar un chocolate dónde Max Estrella perdió su estrella y se van. M. y A. están muy alegres de haber conocido a las bellas conocidas, pero se lamentan... pues no tendrán oportunidad de poder contactar con ellas de nuevo. De nuevo piensan el mundo nos pisa con una de sus grandes verdades: todo pasa, poco queda y lo nuestro es pasar. M. y A. después de mucho perderse, pues debo recordar que era A. el que sabía del local y él llevaba un estado de embriagadez bastante avanzado, llegan al Local C, dónde se le obliga a M. a pagar una entrada de muchos euros por el tiempo que le resta a la noche, media hora escasa, así que decide irse sólo a casa satisfecho, pero A. no se lo permite, alemnos no sólo. Así que A. decide acompañar a M. a casa, de camino, deciden tomarse un chocolate con churros, quien sabe, podría suceder. Toman sus chocolates y sus churros, y al buscar una mesa.... adivinen a quien se encuentran. El resto, ya es otra historia.

Así funciona el sincronismo del mundo, o algo muy parecido. Si echamos cuentas nos encontramos que para llegar a la culminación, pasamos por siete casualidades, siete puntos precisos en los que múltiples decisiones podían haber sido tomadas, desembocando en muchas otras situaciones de la vida, más o menos satisfactorias, sin embargo, siempre llegamos a una, eso es evidente. Pe
ro ¿hubo realmente otras?


3 comentarios:

A. dijo...

A A. le gustaría puntualizar que el azar es caprichoso, pero cuando es favorable se debe tener una mente despierta para aprovechar lo afortunado que se ha sido y no dejar pasar la ocasión.

Me gustaría poner un ejemplo: Es más, !!tú vas a ser el ejemplo!! !!si tú, el que lee!!

Si estás leyendo esto, es que tienes acceso a un ordenador y algo de tiempo libre, eso es más de lo que tiene el (me pierdo en cifras) ¿60% de la población? Eres afortunado, se feliz y no desaproveches todo esto que se te ha dado.

Segunda puntualización: Lo más triste es que A. se hubiera perdido de igual forma en estado no etílico. Visto de cierto punto...es una suerte!! Esto puede dar paso a anecdotas muy curiosas y a acabar en barrios que uno nunca hubiera pensado. XD

C. dijo...

A., que el 60% de la población no corra tu suerte no significa que no debas desaprovechar "lo que te ha sido dado -¡qué expresión más cristianosocialista!-". Por cierto, M., veo que te aficionas a las citas en tus escritos. Deberías leer "La Rayuela" para marcar un antes y un después en tus lecturas.

A. dijo...

!!Desaprovecha!! !!Se infeliz!! Era solo un consejo y es tu decisión, es lo que tienen los países libres...pero luego no digas que no tuviste tu oportunidad.
Si optas por ser infeliz me gustarían saber las ventajas y haré una tabla de valores para ver qué me conviene.

El 60% de la gente no tendrá tantas posibilidades de decisión como nosotros. Lo pensaré cuando esté decidiendo qué me voy a preparar la cena (bendito problema).

¿¿Cristianosocialista?? ¿¿Eh?? Me vino a la cabeza, la verdad. Seguramente aparezca en la Biblia, luego sería simplemente cristiana. ¿Qué hay de malo?

Si algo es interesante independientemente de ser socialista, falangista, marxsista...creo que debe ser tenido en cuenta y no menospreciarlo a la ligera.

Creo que el señor M. se pondrá muy contento con este tipo de debates en el cada día más leído Blog Alter Ego.